sábado, 21 de marzo de 2015

GODZILLAMARATÓN VIII - EL HIJO DE GODZILLA (1967)

Oh my mother con esta película, oh my mother...




La acción nos sitúa en la isla de Sollgel, un lugar misterioso, donde un equipo de científicos está trabajando en un experimento totalmente secreto. No obstante, la actividad de los investigadores se verá alterada por la llegada de un periodista, y debería añadir, EN PUTOS PARACAÍDAS




Su nombre es Goro, el cual es utilizado por los científicos para hacer la comida y lavar la ropa, pero a cambio, este puede investigar la isla en libertad, habitada por enormes y monstruosas mantis de más de un metro de altura. En una de sus salidas, descubre a una chica, pero sin querer la asusta y esta se esconde. Al contar su hallazgo a sus compañeros, estos no le creen.




Goro pregunta a los científicos sobre su trabajo. Están realizando un aparato con el cual se pueda controlar el clima del planeta, lo cual aportaría grandes beneficios, como poder devolver la fertilidad a las tierras infértiles y saciar así el hambre mundial. Por desgracia, uno de los experimentos falla, a causa de unas extrañas interferencias de radio, y se arma la gorda. Dado que en la prueba usaron un globo con material radiactivo, este explota antes de tiempo, y provoca una devastadora tormenta sobre el paisaje, que inunda la isla. Cesado el cataclismo, hay mayores problemas: las mantis han adquirido a consecuencia de la radiación tamaños gigantescos.


¡Rápido, el Raid tamaño XXL destroza escrotos !

Pero el periodista no se acobarda tan fácilmente y decide buscar a la chica que vio el otro día, convencido de que sigue viva. De pronto, observa a unas mantis que comienzan a golpear un montón de tierra, y sin previo aviso, sale un enorme huevo.




Las mantis se apresuran a golpear el huevo, pues el mero hecho de pensar en huevos fritos con chorizo les hace la boca agua (¿y a quién no?) Pero del huevo sale una cría, Minilla, el hijo de Godzilla (según el título, no creo que nuestro Godzilla sea hembra) Veamos el aspecto de esa cría...




Pues sí que es feo, la leche.
Bueno, el pobre Minilla está sufriendo una paliza por parte las malvadas mantis, pero Godzilla está aquí para defender a su hijo. Goro decide huir ante la pelea que se aproxima, pero cae por una cueva. Godzilla usando su rayo atómico, fríe a las mantis,




hasta tal punto de que puedes ver cómo explotan y sus pedazos en llamas salen volando por todas partes. FUCK YEAH.


¡A TOMAR POR CULO!

Una de las mantis huye, pero no importa, pues el hijo de Godzilla está sano y salvo. Y se marcha con su padre hacia un lugar seguro.


Qué adorable... Y pensar que ese pequeñajo será algún día una máquina destructora de poder inimaginable...

Nuestro protagonista se encuentra en una cueva en la cual vive la chica, Su nombre es Raeko, y es hija de un famoso arqueólogo que decidió pasar su vida en esta isla, por lo que ella tuvo que vivir en la jungla durante muchos años, como Tarzán. Así pues, dado el estado lamentable del campamento, Goro decide llevar a nuestros protagonistas a la cueva, para estar a salvo. Por desgracia, sus compañeros enferman de una grave fiebre, y la única cura se halla en el territorio de Godzilla. Y encima en el camino se halla la guarida de Spiega, una araña asesina, pero por fortuna está durmiendo. Raeko y Goro deciden traer la medicina. Al llegar a la guarida de Godzilla, podemos presenciar cómo enseña a su hijo a lanzar el rayo atómico, pero sus resultados son más bien nefastos.




Nuestros protagonistas consiguen las medicinas, y logran curar a sus compañeros. El líder de los científicos decide que es hora de dejar la isla, y así, ponen en marcha la radio para lograr contactar con el exterior, logrando que un barco vaya a por ellos. Por desgracia, hay grandes problemas: una pelea entre Minilla y la mantis superviviente ha despertado a la terrible Spiega.




La verdad es que se ha despertado con hambre, y decide usar su red para atrapar a Minilla y a la mantis. Godzilla, enfurecido, se une a la pelea para salvar a su hijo. Nuestros protagonistas, ante la terrible situación, deciden usar su experimento para congelar la isla, y así detener a los monstruos. 
Godzilla y Minilla las pasan realmente putas luchando contra el malvado arácnido, pero usando el poder desgarra testículos de sus dos rayos atómicos combinados, consiguen derrotar a Spiega.




Mientras, los científicos, Goro y Raeko logran escapar, descubriendo que en realidad no era un barco sino un submarino (joder qué exclusividad) lo que iba a rescatarles. Y así, a medida que el submarino se aleja, nuestros héroes observan como Godzilla y su hijo se abrazan para, ante el inclemente frío, hibernar.


Ohhhh


Y ahora, ha llegado el momento de la opinión. La película me ha parecido muy, muy divertida, más que la de King Kong vs Godzilla. Había algunas escenas con las que me he meado de la risa. Además, las mantis y Spiega estaban muy bien hechos, presumiendo de una motilidad más que decente. No obstante, Minilla, ha sido una decepción, tanto en diseño, como en movimiento, aunque algunas de las escenas que protagonizaba me han hecho partirme la caja torácica de la risa, mientras que otras eran un poco pesadas. En definitiva: un filme para pasar el rato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...