sábado, 13 de junio de 2015

GODZILLAMARATÓN XIV - GODZILLA VS MECHAGODZILLA (1974)




Godzilla empezó sus andanzas en el cine representando el miedo hacia las bombas atómicas. Pero luego, fue adquiriendo un carácter más heroico, perdiendo parte de su BADASSISMO, y sustituyéndolo por risas y cachondeo (claro ejemplo es la anterior entrega) Si a eso le añadimos un bajo presupuesto para cada nueva película, y escasas ganancias, podemos afirmar que el rey de los monstruos se hallaba en una época de decadencia. Conscientes de ello, los empresarios de Toho decidieron poner toda la carne en el asador para el próximo filme. Y el resultado no pudo ser mejor. Porque en esta película se recupera el BADASSISMO de la saga, gracias a la inclusión de un nuevo villano para Godzilla, y que es uno de los más queridos por los fanáticos: MechaGodzilla, un doble robótico del rey de los monstruos (en los años 70 hubo una enorme fiebre por los mechas) Así que vamos a echarle un vistazo.

Nuestros protagonistas encuentran una cueva con extraños murales decorados con pinturas que revelan un inquietante mensaje, que vaticina la llegada de un monstruo que arrasará con la Tierra. De pronto, un belicoso Godzilla aparece, destrozando edificios, y, lo cual es muy sospechoso, dando una brutal paliza a su amigo Anguirus. Incluso se puede ver cómo Godzilla le parte la mandíbula. Es entonces cuando los protagonistas se dan cuenta de que es un impostor.






Tras esto, el falso Godzilla sigue con su destrucción. Es entonces cuando entra en escena el verdadero rey de los monstruos. El farsante no tiene más remedio que desvelar su verdadera identidad: es en realidad un doppelgänger mecánico del rey de los monstruos: MechaGodzilla, un enorme androide equipado con un gran arsenal: ojos que lanzan rayos láser, un escudo impenetrable, y mi favorito: los dedos de manos y pies son en realidad misiles que lanza como si no hubiera un mañana. 
BADASSISMO en estado puro. 






La pelea entre Godzilla y el robot comienza. MechaGodzilla demuestra una gran superioridad, y le patea el culo sin piedad al rey de los monstruos. Cuando Godzilla es derrotado, el enorme mecha vuela hacia la base de sus creadores, que son... ¡¡¿¿ALIENÍGENAS??!! 
Emmm... ¿no nos estamos repitiendo un poco?

Los protagonistas encuentran el escondite de los extraterrestres, pero son capturados y obligados a arreglar a MechaGodzilla. Una vez finalizadas las reparaciones, los villanos deciden que deben morir, pero un miembro de la Interpol logra rescatarlos y llevarlos a un lugar seguro. Así, el agente decide entrar de nuevo en la base enemiga para acabar con la invasión. Un pequeño grupo de nuestros protagonistas decide ir con él, mientras que el resto se dirigen a un templo para despertar a King Caesar, un kaiju que podría derrotar a MechaGodzilla. Aunque más que un kaiju...






parece un caniche gigante con problemas de alopecia.

Como es de esperar, MechaGodzilla le da una paliza descomunal. Godzilla hace acto de presencia y ayuda a King Caesar, pero incluso uniendo fuerzas, los dos kaijus no son rivales para el poderoso mecha. El rey de los monstruos no se rinde, y muestra un nuevo poder: la atracción de metales, como si fuera un imán. Así, logra inmovilizar a MechaGodzilla, y le arranca la cabeza de cuajo. 



SO FUCKING BADASS

Mientras esto sucede, nuestros protagonistas, con la ayuda del agente de la Interpol, logran volar la base enemiga por los aires, librando a la Tierra de la enésima amenaza alienígena. Godzilla y King Caesar, habiendo derrotado a MechaGodzilla, se marchan hacia sus hogares.

En mi modesta opinión, me ha encantado esta película. Cierto es que la trama está muy gastada, pero los personajes me han parecido agradables, en especial el agente de la Interpol. Pero todo eso languidece en comparación con MechaGodzilla, la estrella del filme. No sólo es un mecha muy BADASS, sino también el mejor enemigo de Godzilla hasta ahora, superior incluso a King Ghidorah. Es un placer verlo combatir, y esperemos que sus próximas apariciones sean igual de épicas que esta o incluso más.

Mención especial merecen los efectos especiales, sobre todo en la primera batalla entre Godzilla y MechaGodzilla. Las explosiones eran increíbles.
Esto sí es una buena película de Godzilla.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...