sábado, 29 de octubre de 2016

BOBOBO. UNA REFLEXIÓN DEL DOBLAJE

Hace muchos años, mi hermano y yo convencimos a mis padres para poner Digital +. ¿Y por qué no? Así ellos tenían los programas que les gustaban, igual que nosotros. De entre todas las series que ponían, una fue la que nos enamoró a mi hermano y a mí. Una serie de anime, de humor absurdo, y que siempre recordaremos con gran cariño. Damas y caballeros, con todos ustedes,


BOBOBO




La cuestión es que no pensaba hacer de ella un análisis completo, de hecho, el mejor que he visto es el que realizaron la Xanocueva, junto con la breve disertación de Dayoscript en su vídeo "10 anime que recomiendo". No creo que pudiera aportar nada más en una crítica al uso. 

El aspecto principal que quería tratar sobre esta serie es su doblaje.

En primer lugar, veamos un vídeo de Bobobo en su versión japonesa:




Y ahora, en la versión castellana:



Seamos sinceros, ¿a que os habéis reído más con el último vídeo?

Cuando sacaron el trailer de Logan, con la maravillosa canción Hurt, del gran Johnny Cash, leí en una noticia sobre el citado trailer que, pese a no ser un tema compuesto por él, sino por Trent Reznor, la hizo "suya", porque con ella pudo contar su vida. Basta con leer la letra y conocer la vida del Hombre de Negro para corroborar esa frase. 

"¿Y qué tiene que ver eso con Bobobo?", os preguntaréis. 
Pues que algo parecido pasó con este anime.
Gracias al doblaje en castellano, LO HICIMOS "NUESTRO".




Probad lo siguiente: buscad Bobobo en Youtube. ¿Qué os sale primero?



Exacto. OS SALEN VÍDEOS DE LA SERIE. EN CASTELLANO.

Cuando leo algunos artículos sobre el doblaje, o comentarios en páginas como Facebook o Filmaffinity sobre esa profesión, suelo ver, desgraciadamente, gente que menosprecia este mundo tan maravilloso, no sólo de otros países, sino incluso de aquí. Cierto que hay meteduras de gamba en varios casos (como en las películas de Gurren Lagann, con un doblaje en español inadecuado) pero, en la mayoría de las ocasiones, los actores de doblaje hacen un trabajo excelente. Basta con pensar en películas como El Señor de los Anillos, Terminator, o series como Evangelion, Los Simpsons (al menos, los episodios antiguos con el señor Carlos Revilla) y el caso que nos ocupa, Bobobo. ¿Y sabéis por qué son trabajos excelentes? Porque les ponen pasión. 

Mirad, también es cierto que en el caso de los animes, las versiones japonesas suelen ganar al resto, dado que los actores de doblaje nipones se dedican apasionadamente a su labor. Y no, no es por ser un pelota, es que es verdad. Pero en el caso de Bobobo, algo increíble, y a la vez maravilloso, ocurrió. Nuestra versión le DIO MIL VUELTAS A LA JAPONESA.

Bobobo es forzar lo absurdo hasta el límite, y eso mismo hicieron los actores de doblaje que se encargaron de ella. LLEGAR HASTA EL LÍMITE. Hasta tal punto que lo más divertido de la serie, al menos para mí, no eran las chorradas que hacían, sino las voces que sonaban cuando las hacían. Las voces y las chorradas se habían convertido en un ser inseparable, indisoluble; una no podía vivir sin la otra. Y por eso la versión japonesa falla. Porque no habían llegado a tal grado de simbiosis. 
Oh, y no nos olvidemos del narrador. EL PUTO AMO Y SEÑOR DE LOS NARRADORES, JODER.

A veces oigo a gente decir que prefiere películas en versión original. No lo negaré, hay actores extranjeros con grandes voces, como Jeremy Irons, Leonard Nimoy u Orson Welles. Tampoco negaré que dichos actores son correspondidos con grandes especialistas del doblaje de nuestro país, pero aún así, me siguen gustando sus voces originales. Pero hay ocasiones en las que nuestro doblaje se sale. Como Pepe Mediavilla cuando hace de Morgan Freeman. O Ramón Langa con Bruce Willis. Y en el caso de Bobobo, el trabajo tan grande que hicieron Jaime Roca y compañía con esa serie. 

El doblaje en España está cada vez más considerado, pero aún sigue sufriendo muchas lacras e injusticias por parte de gente que no comprende el enorme esfuerzo que los actores de nuestro país ponen cada vez que se acercan al micrófono. Si te gusta más la versión original, hay un botón en el mando que te permite cambiar las voces, e incluso salas de cine en las que ponen la versión original con subtítulos, pero no nos jodas a los que queremos ver a nuestros actores de doblaje en acción. Las dos versiones pueden convivir, con el reconocimiento que merece cada una. 

PD: Aprovecho estas líneas para agradecer a Selecta Visión. En primer lugar, por traer al cine más películas de anime, como ya hicieran con Evangelion 3.33, o ahora, con One Piece Gold. Y en segundo lugar, por haber escuchado a los fans y haber dejado que los actores de doblaje españoles originales de los protagonistas de One Piece vuelvan a trabajar en sus personajes (que por si no lo sabéis, son los mismos que aparecían en Bobobo). Un puto sueño hecho realidad, joder. Para que os hagáis una idea, One Piece me dejó de gustar, pero sólo por haber puesto a esos actores la voy a ver. Oh, y también por poner a actorazos como Juan Antonio Bernal para Gold o José Posada para Brook. 

En serio, sois la hostia. 



PD 2: Me apuesto la bolsa escrotal a que un día mientras hacían el doblaje, Jaime Roca y los demás hicieron alguna chorrada de Bobobo. Y que Juan Antonio Bernal y los otros actores les siguieron la corriente. Y que grabaron ese momento. Y QUE LO HAN PUESTO EN EL DVD. O EN EL CINE COMO UNA ESCENA DESPUÉS DE LOS CRÉDITOS. OH, LAS POSIBILIDADES SON TAN INFINITAS...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...