martes, 28 de febrero de 2017

RESEÑA: PELÍCULAS DE ANIMACIÓN NOMINADAS A LOS ÓSCAR DE 2017



Tal y como escribí en esta entrada, he aquí la crítica de las cintas animadas que han sido nominadas para los premios Óscar de este año. Son una serie de breves reseñas, nada de disertaciones de kilómetros de longitud. Sin más dilación, comencemos.

Y sí, ya sé que los premios Óscar fueron hace dos días, y que ganó Zootrópolis, pero bueno, que no se diga que no cumplo con lo que prometo. Ea.

Oh, y antes de nada...

¡¡DESTRIPES!! ¡¡PUTOS DESTRIPES POR TODAS PUTAS PARTES!! ¡¡ALGUNOS PEQUEÑOS, OTROS GRANDES!! ¡¡CUIDADO, INSENSATOS!!




ZOOTRÓPOLIS


La verdad es que no tenía muchas ganas de ver esta película. De hecho, me leí el argumento vía Wikipedia porque estaba plenamente convencido de que no iría a visionarla. Pero mi hermano me pidió que fuera con él, y yo, tan buen samaritano, decidí acompañarle. Aún sabiendo lo que iba a pasar. Y la cosa es que con todo, estamos ante una ocasión perdida. Quiero decir, ¿no hubiera molado que Disney hubiese decidido hacer una película de animación con animales antropomorfos... más orientada a un público adulto? Algo como Blacksad. Si mal no tengo entendido, su dibujante trabajó en Disney. No sé, hubiera sido alucinante que Disney, consagrada a las películas de animación para todos los públicos, pero sobre todo orientadas al mercado infantil, hiciera una cinta detectivesca, más dirigida para los adultos, más como... Blacksad. Así la animación dejaría de ser contemplada como un producto más bien infantil (que admitidlo, incluso con series como Steven Universe existe esa visión) O también algo como el especial de El origen de Mewtwo, que si bien carece de violencia, es bastante crudo y hasta triste:




En fin, supongo que pido demasiado. Por lo que es, Zootrópolis no es tan mala película. Tiene una ciudad apasionante, que parece viva. Ese es sin duda su mayor logro. En cuanto  al misterio... bueno, pues sí, es interesante como se va desvelando, pero incluso lo ves venir (la oveja oprimida por el alcalde león que hace que toda la ciudad se vuelva contra los carnívoros, ea). También tiene un claro mensaje contra el racismo, pero aún así, no la considero como una película que merezca un premio. Es, al menos para mí, una cinta ideal para pasar el rato.

Oh, casi se me olvida.

¿DÓNDE ESTÁN LOS PUTOS REPTILES? 



KUBO Y LAS DOS CUERDAS MÁGICAS


Los estudios Laika son bastante peculiares. No sólo por estar consagrados a la animación en stop-motion, sino porque sus historias suelen ser amenas, e incluso te dejan una grata impresión. En especial en el caso de El alucinante mundo de Norman, cuyo protagonista, y en especial la escena en la que conversa con Aggie, me marcaron profundamente. Por lo que tenía muchas expectativas por esta cinta, las cuales se cumplieron... parcialmente. Técnicamente es un prodigio, eso se ve, pero el argumento era previsible (que la mona y el escarabajo fueran sus padres ya me lo veía venir) salvo por el hecho de que ambos progenitores mueren, y eso me pareció un acierto. Otra cosa que también me gustó es que el abuelo del protagonista, quisiera quitarle los ojos porque según él, la visión mortal del mundo es algo impuro, pecaminoso, y desea que su nieto sea inmortal. Interesantes disertaciones. 
Me hubiera gustado más si el escarabajo y el mono fueran sus protectores, y nada más; pero por lo que es, Kubo me parece una cinta destacable. No la mejor del estudio, pero destacable.

Oh, y el puto esqueleto gigante. ORGASMO DE LA ANIMACIÓN, JODER. 



LA TORTUGA ROJA


Esta cinta es especial para mí, porque se me antoja una fusión ideal de las historias europeas como las de Hergé con la magia del estudio nipón. Nos hallamos ante una película que aún sin diálogo, tiene mucho que decir, sobre la vida, el crecimiento, dejar a los hijos atrás, y demás. Muchos de sus momentos son preciosos, e incluso hay alguno que me dejó impresionado, como la escena del tsunami. Soy un inexperto del estudio Ghibli, como he dicho en varias ocasiones, así que no sé si los fanáticos de dicho estudio se habrán sentido satisfechos con esta película. Por mi parte, sí, y espero que en un futuro muchas más colaboraciones como esta salgan adelante. Quién sabe lo que nos podrán ofrecer. 


LA VIDA DE CALABACÍN



Hay veces en las que una historia tan simple como la de esta película logra encandilar a la gente, marcar al espectador de un modo especial, y que se quede grabada en la memoria. Quizá sea porque se narra sin tapujos la infancia de los personajes principales, exponiendo tanto lo bueno de dicha época, como lo malo. Esta cinta nos pone en la situación de Calabacín, un chico que crece en una familia desestructurada y que tras un terrible suceso es enviado a un orfanato, donde conoce a otros niños que han pasado diversas penurias. Y es la honradez y sencillez de su historia, lo que de verdad atrapa. La humanidad de sus personajes. No es una película para un público infantil, al menos desde mi punto de vista, pero aún así, me ha parecido una obra valiente, honesta y que no teme exponer problemas tan graves como el dolor por la pérdida familiar, puesto que al final, la solución que presenta es, cómo no, el cariño.

Y esa canción de los créditos finales, joder, qué maravilla...



VAIANA



Es curioso lo que me ha pasado con esta cinta. No me he enamorado de sus personajes, sino de su mundo, de su mitología, los monstruos y criaturas que pueblan este vasto océano. De hecho, hay una parte en la película en la que los protagonistas llegan al reino de los monstruos, y joder, cómo me recordó a Xenoblade X. Todo lleno de seres extraños y de aspecto amenazante, que habitaban en un entorno no menos aterrador. Y el monstruo de lava del final... oh, diablos, qué maravilla. Y es una pena, porque no se incide tanto como a mí me gustaría en ese mundo tan maravilloso. Podrían, no sé, haber puesto una isla llena de kaijus, o que en la travesía les asaltase uno. Dios, sólo de pensarlo, se me pone la piel de gallina. O, por ejemplo, monstruos que comercian con los personajes, entablan conversaciones, hablan sobre el mundo que habitan, etc. Aunque, bien mirado, e igual que con Zootrópolis, creo que estoy pidiendo demasiado.

Otro aspecto destacable es la animación, que es brutal (y os lo dice un amante de la animación tradicional y japonesa)

Pero lo que más me ha decepcionado ha sido la relación entre los personajes. Sólo digo que los directores de esta cinta hicieron antes Aladdin y puto El planeta del tesoro. Dos películas en las que se incidía de una manera maravillosa en la relación entre personajes, en especial en el último caso. Por desgracia, aquí no sucede eso. O al menos, no me ha parecido tan bien como en los dos filmes antes citados. Que cada uno saque sus conclusiones. 


Y ya está. Supongo que os estaréis preguntando cuál sería para mí la vencedora, y la verdad no lo tengo tan claro. Quizá me quedaría con La vida de Calabacín o La tortuga roja. La primera, por ser un relato sencillo pero poderoso; la segunda, porque se adscribe de un modo perfecto al principio de la narrativa de "Muestra, no cuentes" y sí, era lenta, pero como he comentado, mostraba mucho sobre la vida. 
¿Y vosotros qué decís? ¿Se cumplieron vuestros pronósticos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...