sábado, 1 de julio de 2017

TRES PELÍCULAS MUY HUMANAS

Me gustan los pequeños momentos en las obras de ficción. Con "pequeños momentos", me refiero principalmente a conversaciones entre los personajes, aunque también incluyo cavilaciones, escenas en las que impera el silencio (ya sea porque no se sabe qué expresar, no se puede comentar nada, o son los propios actos los que están diciendo algo) Esos pequeños momentos son cápsulas de humanidad que contribuyen a enriquecer a las obras, a decir más de los personajes, y que sencillamente adoro. 

Suelo comentar con algo de cachondeo a mis amigos que me he vuelto un viejo cascarrabias, y que prefiero un buen diálogo o uno de esos pequeños momentos, a una pelea. En parte es cierto, aunque reconozco que si las batallas son algo parecido a las de  El señor de los anillosPacific Rim/película de kaijus, ya me tienen pillado. 

Bien. Hoy quiero compartir con vosotros tres películas que he visto este año y que están llenas de esos momentos. Tres cintas muy humanas, y que me encantan. Dos de ellas las puse en la encuesta, mientras que la tercera acaba de salir hace nada. 

Manchester frente al mar

Logan

En este rincón del mundo





CUIDADÍN, DESTRIPES.


MANCHESTER FRENTE AL MAR




Ya hablé en el GHBLIMARATÓN sobre esta cinta, en particular sobre su buen uso de las analepsis (mira, sí que había al final un término en castellano) para profundizar en su protagonista, Lee. Un ser retraído hasta el extremo, taciturno, que tiene que hacerse cargo de su sobrino (que va por su mismo camino) cuando su padre, hermano de Lee, ha muerto. Un argumento manido, sí, pero la joya está en la narración. El paso a las analepsis suele basarse en cambios de escenario, o de la banda sonora. Los primeros, sobre todo al principio, me confundían un poco, dado que no sabía qué personajes eran de una época o de otra, pero lo bueno es que te obligaban a dilucidar qué era pasado o presente, conectando las piezas que se te presentaban para así dar forma a la historia. Otro de los puntos fuertes es su personaje, el cual se puede suponer que cambiará, mejorará y dejará esta vorágine de autodestrucción. La cosa es que el final es abierto. Lee parece haber mejorado en su totalidad, quizá un poco, pero no completamente. No soporta enfrentarse al pasado. Lo cual es normal, dado que es un ser humano y curarse emocionalmente de lo que ha sufrido es un proceso que llevará tiempo, mucho tiempo. Puede que incluso nunca logre pasar página. Y como él, muchos otros. 


LOGAN 



Cuando vi el avance de esta película, en el que sonaba Hurt del gran Johnny Cash, supe que esta película iba a gustarme.

Me equivoqué. 

ME ENCANTÓ.

No soy un gran fanático de las películas de superhéroes, si acaso me he visto las de Batman de Nolan y alguna que otra de Marvel, pero si tuviera que elegir una de las que han sacado sobre los personajes de La casa de las ideas, me quedo con esta. Cierto es que no te explican mucho de lo que ha sucedido, pero honestamente, creo que ese no es el foco principal del filme. Un filme muy humano. Que te mete de lleno en su historia. Logra que te preocupes por sus personajes. Conectas con ellos. Sufres con ellos. Personajes jodidos, como Logan, que se halla en su peor momento, su más negra etapa, y que sin quererlo conseguirá lograr su ansiada redención y paz. Sientes su dolor, sus pecados colgando de su espalda, la enorme carga que debe soportar. Igual sucede con Charles, el que fuera en su día uno de los mutantes más poderosos, ahora es un anciano que sufre una patología neurodegenerativa y cuyos poderes se le escapan. No es algo agradable de contemplar. No es algo que me esperaría encontrar. Pero sí es algo que deseaba ver. Porque a veces, la vida es demasiado cabrona. A veces, estamos en nuestras horas más bajas. Y no parece que nada vaya a mejor. Aunque siempre podemos levantarnos y darlo todo por los que queremos. Incluso una última vez. 

PD: Y de créditos, ponen The man comes around. Bien jugado, señores. Bien jugado.



EN ESTE RINCÓN DEL MUNDO



En último lugar, pero no por ello menos importante, tenemos la última cinta del director de Black Lagoon, que acaba de estrenarse en España, en concreto, ayer. Y os seré sincero, cuanto más pienso en ella, más me va gustando. 

Este filme está basado en el manga homónimo de Fumiyo Kouno, que narra la historia de Suzu, una chica con un gran amor por el dibujo y que cuando cumple la mayoría de edad, en plena Guerra del Pacífico, acepta una proposición de matrimonio y se traslada a la casa de su esposo, conociendo a su familia. 

Tanto La tumba de las luciérnagas como este filme comparten un mismo contexto histórico, el de la Segunda Guerra Mundial. Pero prefiero En este rincón del mundo mucho más que el filme de Takahata. Supongo que por su mensaje, totalmente inspirador. Uno que te dice que no te hundas en la pena; debes levantarte, aunque la vida te dé mil palos y te deje destrozado. Algo duro, que tiene que aprender Suzu (personaje encantador y que adoro) una mujer soñadora, atada a las nubes, y que contempla cómo se alejan seres que quiere sin poder hacer nada por la crueldad de la guerra, que choca sin remedio con su existencia. Tan solo queda avanzar. Seguir adelante. Para que las penas queden atrás. 



Hasta aquí las reseñas. Confío que os haya picado la curiosidad y que os animéis a ver estos tres largometrajes. Y si lo hacéis, espero que os gusten tanto como a mí. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...