jueves, 29 de agosto de 2013

PALEONTOLOGÍA DE LOS DINOSAURIOS (III) - ORNITISQUIOS

Antes de empezar, he aquí las fuentes consultadas para elaborar esta entrada:

-Moratalla, Joaquín. Dinosaurios: un paseo entre gigantes. Madrid. Editorial Edaf, Colección "Conversaciones de ciencia"; 2008. 

Decidí usar este libro dado que es el más actualizado que tengo, además he resumido lo que viene sobre los ornitisquios, a fin de evitar una entrada tan larga. Vamos allá.

Introducción

Si bien los saurisquios era el grupo más variado en cuanto a nutrición, el que vamos a comentar es más homogéneo, dado que todos los individuos agrupados en este clado son fitófagos, no obstante, presentan una gran heterogeneidad de formas y tamaños. Como sabemos, estos animales presentan una pelvis tetrarradiada, con el ilion arriba, el pubis e isquion detrás y el proceso prepúbico (un elemento que sólo presentan estos animales) delante.




También hemos de considerar las estructuras bucales; así, los dientes presentan una corona en forma de hoja con dentículos. Si se observan, podemos ver facetas de desgaste: queda así manifiesta la capacidad de estos animales para masticar los vegetales. Además, la boca presenta un espacio que, se supone, permitiría portar carrillos, de modo que no se les caería la comida. Por último, pero no menos importante, es el hueso predentario, que no tiene dientes, cuyo desarrollo es a veces notable, y junto con el hueso premaxilar desarrolla el pico.

¿Cuál fue el origen de los ornitisquios? No está del todo claro, pero se supone que el clado Ornitisquia es derivado del Saurisquia, esto es, que en algún momento del Triásico se produjo una separación que dio lugar a estos dos grupos. Además, la presencia de estos dinosaurios en este período fue escasa, a juzgar por el registro fósil, en comparación con los saurisquios. 
Hay 3 géneros basales de ornitisquios, siendo el más conocido el género Lesothosaurus, un pequeño animal bípedo, ágil y herbívoro. Sus brazos y piernas eran largos, estas últimas le permitían alcanzar grandes velocidades.
Si bien los saurisquios presentan parientes actuales, las aves, los ornitisquios no; se extinguieron todos al final del período Cretácico, hace 65 millones de años.

Los ornitisquios se dividen en:

-Tireóforos: aquí tenemos a los estegosaurios y anquilosaurios

-Cerápodos, con los Ornitópodos y Marginocéfalos (paquicefalosaurios y ceratopsios)


TIREÓFOROS

Son animales de gran talla y peso, que presentan un gran desarrollo del esqueleto dérmico, dando en ocasiones unas defensas muy eficaces para disuadir a los depredadores. Se originan en el Jurásico inferior, con 3 géneros basales, que presentan como características comunes un cráneo estrecho en el rostro, y una masticación primitiva. De esos tres géneros, el más estudiado es el Scutellosaurus.


-Estegosaurios: Son animales que presentan una serie de placas triangulares en el dorso, y forman espinas defensivas en el final de la cola. Son cuadrúpedos, de cabeza pequeña, larga cola, y extremidades fuertes y robustas. El género más representativo es Stegosaurus, cuyos fósiles se han hallado en EEUU. Vivió en el Jurásico superior. Las placas no son duras, sino frágiles y delicadas. Así, la función defensiva quedaría descartada. Estudios histológicos han puesto de manifiesto que estos huesos estaban muy irrigados, de modo que las placas cumplían una función termorreguladora, captando la luz solar para incrementar la temperatura corporal o difundiendo el calor excesivo. Si bien esta función se ajusta perfectamente a este género, no sucede igual con otros individuos de menor talla. 

Stegosaurus





-Anquilosaurios: Son los animales que mejor aprovecharon el sistema defensivo de las placas, que en su caso se basaba en dos puntos: en primer lugar, se compactó el cuerpo (se hicieron más lentos) y en segundo, se cubrió con un esqueleto dérmico impenetrable. Su cráneo estaba igual de blindado, el cual presentaba numerosos ornamentos, desapareciendo suturas craneales (compactación) y cerrándose 3 fenestras craneales a fin de eliminar huecos.

Hay dos grupos: el de los Nodosaurios, que carecían de mazo en la cola, y el de los Anquilosaurios, que sí lo poseían. De este último grupo describiremos al Ankylosaurus magniventris, la especie modelo. En general, eran organismos del Cretácico.

El Ankylosaurus magniventris poseía una enorme maza que servía no sólo para la defensa sino también para la lucha por el apareamiento, aunque numerosos científicos han sostenido que también se usaría para confundir a los depredadores, haciéndoles entender que la cola es la parte delantera ("qué es delante y qué detrás") si bien esta hipótesis es un tanto descabellada. La maza se mantendría erguida y no se arrastraría.
El abdomen era muy grande, de modo que se supone que el aparato digestivo tendría un gran volumen, sobre todo el estómago, que, como en los rumiantes actuales, presentaría una gran flora bacteriana, por lo que el procesamiento de la comida sería elevado en este órgano; e incluso puede que este hecho adquiriera un grado de importancia enorme en estos animales. Si bien eran animales lentos y de poco poder de masticación, su rico registro fósil indica su gran éxito, pues se han hallado restos en Asia, América...etc.

Ankylosaurus


CERÁPODOS

-Ornitópodos: Sin duda alguna, fueron unos dinosaurios de gran éxito, pues aparecen en el Jurásico y desaparecieron en la extinción de los dinosaurios. Poseían una gran variedad de formas y tamaños. Conquistaron todos los continentes, llegando a ser uno de los grupos de dinosaurios más cosmopolitas, con casi 80 especies. Su origen, no obstante, no está del todo esclarecido.
Eran animales fitófagos de una gran capacidad de alimentación, gracias a sus dientes en forma de hoja, cubiertos de estrías y dentículos. Pero lo que más destaca en ellos es la presencia, por primera vez en la historia de los vertebrados, de baterías dentarias (más patentes en grupos más evolucionados): los dientes se agrupan en series y se van reemplazando por los inferiores cuando se desgastan. Los movimientos de masticación se multiplicaron, dando lo que se conoce como "drewing", movimientos verticales y horizontales; esto permitió el acortamiento del tubo digestivo.
No presentaban, en cambio, estructuras defensivas tan notables como en el caso de los tireóforos o ceratópsidos, sino que usaban su capacidad locomotora, así como su fortaleza y gregarismo a su favor. Eran bípedos, aunque algunos eran cuadrúpedos opcionales.


Destacamos:

Heterodontosaurus: Es el género basal de los ornitópodos. Eran animales del Jurásico sudafricano, y presentaban colmillos cuya función no está del todo esclarecida.
Heterodontosaurus





Hipsilofodóntidos: Son animales pequeños y ágiles, que podían correr a gran velocidad. Se han hallado fósiles de estos animales en todos los continentes, en un rango temporal que abarca el período comprendido entre el Jurásico medio y el Cretácico.

Hypsilophodon




Iguanodóntidos: Presentaban varios caracteres, pero sin duda el que mejor definía a este grupo es la falange en el dedo I, el pulgar, de forma cónica y  que servía como defensa. Aquí tenemos a géneros tan conocidos como Ouranosaurus e Iguanodon, este último presenta un registro fósil fundamentalmente europeo. Su éxito fue enorme gracias a sus cráneos, que optimizaban la masticación.

Iguanodon, nótese que también eran cuadrúpedos opcionales

Hadrosaurios: Es el grupo de dinosaurios más conocido de todos, gracias a unos restos abundantes y completos, dando en ocasiones grandes yacimientos paleontológicos, conociéndose incluso embriones, crías, nidos, huellas...etc con los que el conocimiento que hemos adquirido sobre estos dinosaurios es bastante alto. Los rasgos que los diferencian de otros dinosaurios son:

-Presencia de baterías dentales de 3 o más filas de reemplazamiento, con dientes yuxtapuestos.

-Dientes pequeños y romboides.

-Cola fuerte y larga.

-Carecen de elementos defensivos como falanges punzantes, púas...

-Presentan un gran desarrollo del hueso nasal y premaxilar, dando en ocasiones crestas.

Tenemos dos grupos:

-Hadrosaurinos, con escasa o nula presencia de crestas, como el género Maiasauria


-Lambeosaurinos, con alto desarrollo de crestas. Aquí destaca el género Parasaurolophus.

Parasaurolophus es uno de los ornitópodos más grandes y la estrella de los lambeosaurinos. Presenta una larga cresta tubular en el cráneo, hueca, cuya función ha sido muy debatida, desde un aumento del epitelio olfativo y en consecuencia de la capacidad de oler, hasta la posibilidad de generar ruidos.

En general, estos animales habitaron en numerosas zonas, siempre y cuando presentaran gran cantidad de masa vegetal. Su tasa de crecimiento acelerada (a los 8-10 años llegaban a su tamaño máximo) y su capacidad gregaria contribuyeron a su éxito.

Parasaurolophus


-Marginocéfalos: Son dinosaurios cuyo cráneo presenta una expansión posterior que a veces puede ser muy grande. Se dividen en dos grupos:


Paquicefalosaurios: Son animales bípedos de pequeña-media talla, del Cretácico. Su cráneo estaba engrosado, con crestas y adornos.
Consumían vegetales de escaso porte. Su grado de heterodoncia era elevado, aunque el procesado en la boca era escaso debido a la baja capacidad de masticación. De ahí que el tubo digestivo tendría que estar muy desarrollado.
La función de los cráneos no está del todo esclarecida. Se supone que se usaban en la lucha, impactándose las cabezas. Esta teoría está apoyada por numerosos estudios si bien hay opiniones contrarias. Algunos expertos afirman que hay paquicefalosaurios que no están preparados para estas luchas, como el género Stygimoloch, cuyo cráneo era convexo, de modo que sostienen que se usarían para el cortejo y exhibición.
Los restos fósiles se han hallado en Europa, Norteamérica y Asia.

Un paquicefalosaurio típico


Ceratopsios: Presentan un hueso único, el rostral, que forma un pico, muy desarrollado, con el que podían rasgar y perforar vegetales, como helechos o palmeras. Tenemos 2 grupos:

-Psittacosaúridos: Son los "dinosaurios loro", con un género, Psittacosaurus. Vivieron en Asia. La talla era pequeña, el cráneo se asemejaba al de un loro, y usaban gastrolitos para triturar la comida.

Psittacosaurus

-Neoceratopsios: Son cuadrúpedos de tamaño variable, y algunos de ellos poseían los mayores cráneos que se hayan visto en un organismo vertebrado, como el Torosaurus, cuyo cráneo llegaba a medir 2,5 metros de largo.
Tenemos:

Protoceratópsidos: Son animales pequeños que vivieron en Asia y Norteamérica. Carecían de cuernos, pero su pico era enorme. Destaca Protoceratops, que vivía en Mongolia.

Protoceratópsido

Ceratópsidos: Eran los más grandes de los marginocéfalos, y poseían cuernos, bien en los ojos, bien en la nariz, o bien en una zona u otra. También tenían proyecciones parietales. Vivieron, al igual que los protoceratópsidos, en el período Cretácico. Todos presentaban estructuras craneales únicas que incluso podían diferenciar a su género. Así, el Triceratops presentaba 3 cuernos, uno nasal y dos oculares, mientras que el Styracosaurus sólo poseía un cuerno, el nasal, y espinas en la proyección parietal. 

Triceratops


Eran animales gregarios, que se defendían de los depredadores usando sus cuernos, que también se usaban en la lucha por la reproducción y en la comunicación con otros individuos (junto con las proyeciones parietales). Los ceratópsidos solo se han hallado en Norteamérica, y su registro fósil abarca todo el Maastrichtiense (72-65 millones de años).

Bueno, pues esto es todo.
¡Hasta luego!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...