sábado, 25 de mayo de 2024

NIER REPLICANT: ver. 1.22

 


Recuerdo que cuando se anunció una nueva versión de Nier, me emocioné bastante. Después de haber disfrutado como un enano con Nier Automata, tenía muchísimas ganas de poder probar los otros juegos de Yoko Taro que ahondan en su universo, y este sería un gran primer paso. Por desgracia, su salida en ordenador fue un desastre y tuve que esperar a que sacaran el consabido parche de marras para resolver los problemas que tenía, así que, cuando por fin estaba todo a punto, lo empecé.

Hace ya casi tres años.

Y lo he acabado hoy.

...

A lo que voy es que, matadme si queréis, no le veo tanto encanto como el resto de los mortales le ve. No es que sea un mal juego, pero ni de lejos me ha hecho sentir como hiciera en su día Nier Automata, o incluso Xenoblade 2

Esa es la versión corta de mi opinión sobre este juego. La larga, con destripes de gran parte de su historia y del lore de Nier, la tenéis después del salto.



Y con eso del lore, quizás muchos supongáis ya mi descontento con el juego. "No te ha gustado este juego, querido Padrino nuestro, porque, oh sorpresa sorpresa, te leíste todo el lore cuando te acabaste Nier Automata". Cierto, ahí le habéis dado de pleno a la diana, en parte. Sí, me leí el lore cuando terminé Nier Automata, aunque cierto es que ya me sabía algunas cosas gracias a las reseñas de Dayo (sin él probablemente nunca lo habría probado) pero, y diré esto en mi defensa, ¿qué iba a hacer? Me lo acabé un año antes de que se anunciara la nueva versión, cosa que mucha gente, yo incluido, pensaba que iba a ser imposible. Nier Automata había sido un éxito de ventas, como lo sigue siendo hoy, pero, ¿para qué molestarse en sacar una remasterización de su precuela que no llegó a vender tanto, aunque la gente lo tuviera en su corazoncito? Por eso me leí el lore entero (lo mejor que pude), pues sabía que no iba a jugar al anterior (porque a saber cómo conseguiría una copia a buen precio y si mi vieja Xbox 360 aguantaría).  Pero a todos nos dieron un sopapo de realidad en la cara cuando se anunció Nier Replicant 1.22, aunque bien pensado, saber de antemano cómo iba a ser la historia, no me afectó. Quiero decir, que me vi por encima el guion de Godzilla Minus One y ahí la tenéis, una de mis cintas favoritas del monstruo. No es tanto cómo esté escrito, es cómo te lo cuentan.

Y ahí es donde entra el quid de la cuestión.

Veréis, supongo que ya conoceréis mi opinión sobre el lore, cómo suelen liar la marrana intentando explicar mil millones de cosas que oh sorpresa sorpresa, nos la vienen sudando a niveles cósmicos, pero el caso de Nier es especial porque oh cosas de la vida, me encanta el mundo creado por Yoko Taro. Cómo a partir de un puñetero final que era de coña ideó una historia en la que la humanidad se enfrenta cara a cara con la magia de otra realidad paralela, que, literalmente, le da para el pelo.

 




Y luego tenemos el inicio de Nier Replicant, que para mí es de lo mejor que tiene el juego, porque te pone en la piel de un chaval que está en el meollo del apocalipsis, únicamente acompañado de su hermana, y con una tubería oxidada como arma para enfrentarse a puñeteros monstruos. Arranques como estos son los que me venden un juego, leñe.

 

 

Luego el juego dará un salto temporal de mil años y pico y nos pondrá en marcha con el objetivo de buscar una cura para la hermana pequeña de nuestro protagonista, como pasara en el juego original. Todo bien, salvo por el detalle que os comenté de cómo es contada la historia. Aquí hay cinco finales, y para saber de qué va todo, tienes que pasarlos todos (para los tres últimos tienes que tener todas las armas, que de eso ya hablaremos, ya). No me parece mala idea...

Salvo por que tienes que repetir TODO EL SEGUNDO SEGMENTO DEL JUEGO PARA SACARLOS.

Oh sí, brillante idea, sobre todo viniendo de Nier Automata. Mucho quejarnos de que era un coñazo hacer la ruta B con la perspectiva de 9S pero lo sigo prefiriendo mil veces al caso de Nier. Vale que no aportara mucho, porque ya se sabía que algo raro había con las máquinas, y el pirateo de 9S lo usé como cuatro veces mal contadas, pero aquí, en Nier Replicant, es todo un despropósito, sobre todo cuando haces la ruta C. Cierto es que a partir de la ruta B hay nuevas cinemáticas, ya sabes qué dicen las Sombras, y te vas dando cuenta de que no son tan malas como parecían y que eres de lo peor que ha caminado en la Tierra por querer matarlas y condenar así a la humanidad, pero tener que hacer lo mismo otra puñetera vez, con apenas pocos cambios (si acaso que un jefe final muere de otra manera, algunas escenas diferentes entre la ruta B y C y poco más), pues me parece todavía peor que lo de 9S, sobre todo porque se podrían haber tomado otros caminos. Y no, no he olvidado que también puedes saber el pasado de Kainé en una ruta y de Emil en otra, aunando así sus perspectivas, pero la de Kainé es en la ruta B, y la de Emil, en la C. Así que, ¿por qué no unir las dos en una ruta, y nos ahorras tiempo? Algo que, oh vaya, parece que cabreó a la gente con 9S.

 

A no ser que os guste más pateareos esta zona CUATRO PUÑETERAS veces...

Es que lo podrían haber hecho tal que así: cuatro finales, el C es el que te borra la partida, y el D es el nuevo y el que te la recupera. Pero hey, supongo que así no harían el guiño a Nier Automata, ¿verdad, pillines? Y hablando de finales... Todos los cuatro acaban de la misma manera, tú matando a tu contraparte, el Rey de las Sombras, y se añaden unas escenas diferentes tras ese suceso a partir del final A. Y es gracioso porque pensé que los finales C y D serían los que me dejarían al borde de las lágrimas, pero fue el puñetero final B, ese, el que me destrozó. ¿Que por qué? Por nada, por cosas como ver a Nier Gestalt derrumbado y acurrucado como un bebé mientras los jefes finales observan sin decir palabra (por si ya nos habían jodido bastante con saber sus historias en el transcurso de la ruta), hasta que aparece Yonah y se sienta con él, como si le dijera que no pasa nada y que está todo bien mientras estén juntos. ESE es mi final D, señores. ¿Borrar la partida? ¿Matar a Kainé? Nada me llegó tanto a la patata como eso, y, supongo que fue porque estaba hasta las pelotas de repetir una y otra y otra vez las rutas.

 

ESTO ES CINE SEÑORES

 

Pero no hemos hablado del final E. Y sí, está basado en una historia que salió hace tiempo, y oye, que me encanta manejar a Kainé (es una máquina de matar) y los toques que recuerdan a Nier Automata, pero tampoco me parece la octava maravilla del mundo como muchos dicen (e incluso necesité leer textos como este para saber de qué iba en verdad) y, cómo no, no logra llegar a la grandeza del quinto final de Nier Automata. Y es que esa era la gracia de ese juego. Y, de nuevo, mucho se ha dicho sobre la repetición de tareas a partir de la muerte de 2B en Automata, pero ahí estaba la gracia del asunto: NO TENÍAS NINGÚN PROPÓSITO EN LA VIDA. ¿Los humanos que juraste proteger? Muertos desde hacía milenios. ¿Las máquinas que juraste destruir? Pues resulta que muchas no son malas e incluso hacen que disfrutes de la vida. Es una patada en los huevos al arte de la narración: si los personajes no tienen ninguna meta, ¿por qué me debería interesar lo que me estás contando? En Automata lo resolvieron de la mejor forma posible, controlando la tensión entre A2 y 9S como si fuera dinamita que explota con el quinto final, uno en el que te dice que la vida te va a dar de leches pero que, si nos mantenemos juntos, el paso va a ser menos duro. Hay gente como nosotros ahí fuera, gente que va a dejar sus datos de guardado para que te enfrentes al destino final de ser eliminado, aún a riesgo de que esos datos se pierdan para siempre. Joder, es sólo escuchar la canción de nuevo y llorar como la primera vez; no exagero si digo que es mi momento favorito de cualquier videojuego que he probado en mi vida. En Nier Replicant pasa algo parecido, te enfrentas a entes que quieren eliminar este mundo y los recuerdos que tenías del protagonista, y lo resuelven con cinemáticas y arreando, conectando este título con otros de Yoko Taro, pero... no tiene el mismo poder que el final de Automata.  Ni de lejos.





Aún así, lo peor de la ruta E , la sal en la herida, es que tienes que hacer todo el juego desde el principio hasta la segunda visita a Nido de Águila. CON TODO LO QUE ELLO CONLLEVA. Así que de nuevo, ¿no podrían haber tomado otra vía, más corta, para hacer el final E? Porque por cosas como esta, de tanto repetir, fue por las que me cansé y dejé el juego dos años sin tocar: porque estaba hasta las gónadas. Y si lo he retomado ahora es porque "Huy, joder, que están las cosas aburridas con tanto bot en el Team Fortress 2". Tal cual. Todo por no volver a...


NO JODER NO, TÚ OTRA VEZ NO

Es que es lo que me cabrea. Teniendo el ejemplo de Automata, y, sabiendo que coleccionar todas las armas era un peñazo (de acuerdo a lo que se dice aquí), ¿no podrían haber sacrificado algo del anterior para mejorar la experiencia? Porque sinceramente, me da pena. El mundo de Nier me parece una maravilla, y no me importa que el juego no te comente todos los pormenores de la historia porque es una que adoro leer en foros, webs, libros y demás, pero... Me esperaba más de Nier, supongo, y al final, lo que podría haber sido un juego cojonudo, me ha parecido algo flojo, no por lo que cuenta, sino, de nuevo, por el cómo. 

Pero, no todo iba a ser malo, por supuesto. Ya he dicho que me encanta el lore, e igualmente, me gustan los protagonistas, si acaso los que te acompañan, porque Nier (el avatar) me parece más soso. Emil es lo más amable que he visto en la vida, Weiss un cachondo mental y Kainé es una patada en las gónadas a "un personaje no necesita decir tantas palabrotas para ser carismático" (luego tenemos a Gideon, personaje que detesto con toda mi puñetera alma). El combate es satisfactorio, se mueve todo de maravilla (gracias, parche), y lo mejor, la banda sonora. Dioses del olimpo. Es una delicia para los oídos, sobre todo el tema de "Emil Sacrifice". Sí, lo usan a todo rato, pero... joder, uno no puede dejar de amarlo. Y qué decir del tema del prólogo, el de Kainé, las llanuras... Keiichi Okabe es un puñetero genio. Ya me enamoré de la banda sonora de Nier Automata, y aquí no me ha decepcionado para nada. Sin duda lo mejor del juego.

 


 



Ahora que Yoko Taro está con un nuevo trabajo entre manos, uno no deja de pensar qué nos puede ofrecer. ¿Quizá una nueva versión, como Dios manda, de la saga Drakengard (en la que no tengas que coleccionar las armas, el combate esté mejorado, y mucho más)? ¿O un Nier ambientado en los oscuros años de la Legión y la enfermedad que asoló al mundo? En fin, solo queda esperar.

2 comentarios:

  1. Solo para agregar sal en la herida,si leíste el lore del Nier-verso,la parte de cuando aun existían humanos ,encerrados en cuarentena por la enfermedad de la magia,tiene su manga.

    Y como siempre con el loco de la máscara de Emil,es otro universo alterno,de otro final alterno.

    ResponderEliminar